Sólo sabes follar

 
Una cena romántica un día cualquiera. Ella sentada a la mesa esperando. Por fin él aparece. Llega puntual. Puntualísimo 10 minutos antes de la hora: la gota que colma el vaso. Y es que a veces simplemente no puedes soportar que el otro sea tan perfecto. A veces y sólo a veces lo bueno es lo malo y lo mismo al revés. Cada detallito cada gesto agradable cada comentario acertado terminan por arruinar la convivencia. Prepárate que te espera una bronca de cuidado.
Se vende un tranvía
Sinceridad
Tq, zorra
Esta noche es la noche
La casa
Ovni
Coleccionismo
(A)Normal
Corderitos
On Your Behalf
Cien puntos para Julián Pintós
¡Frena cariño!
Cosas de niños
Amor Líquido
El crédito
Tres mitos rojiblancos
Por aires de Cuenca
El rito
Rascal´s street
Tránsito
No hay conexión a internet