Zampo y yo
Zampo y yo
1965
1h 39min
Comedia, Familiar
Ana Belén es hija de un acaudalado hombre de negocios. No tiene madre. Vive en una lujosa casa, rodeada de comodidades, pero falta de un verdadero afecto. La niña no es feliz, entre otras razones, porque desearía que su padre estuviese más tiempo con ella. Zampo, el payaso de un circo pobre, comienza así, relatando la historia de Ana Belén. La niña esconde su tristeza, hasta que un día decide salir de casa sin permiso de la institutriz. Desea estar sola, caminar sola, un poco a la deriva. Y descubre el circo, el pequeño, pobre circo del que Zampo es dueño. Ana Belén y Zampo hacen en seguida una gran amistad. El payaso cuenta a la niña bellas historias fantásticas, que le descubren un mundo nuevo, donde la bondad, la ilusión y el mor están siempre presentes. Cuando el padre de la niña se entera de que ha estado en el circo, se muestra muy disgustado y la hace prometer que no acudirá más a él. El padre detesta el circo y sus artistas. No los encuentra positivos. La vida es la lucha por el dinero. Los payasos no son más que hombres fracasados. la realidad es que Zampo es hermano del padre de Ana Belén y, por tanto, tío de la niña. Zampo ha reconocido a la niña. Ana Belén sueña, y en sus sueños en forma de "ballet" o pantomima aparecen los payasos más famosos del mundo. A pesar de la prohibición, la niña acude más veces al circo. Ha encontrado una extraña felicidad junto a Zampo. Pero un día Zampo muere. El circo, sin recursos, va a disolverse. En su testamento, Zampo ha legado el pequeño circo a Ana Belén. La muerte del payaso cambia la mentalidad del padre de Ana Belén que descubre como la vida es algo más que dinero. El circo no se ha disuelto. Ha marchado a recorrer el mundo. El padre de Ana Belén arregló los problemas económicos del viejo circo de Zampo, que un día abandonó la vida fácil para hacer reír a todos los niños del mundo con su cara pintada de payaso...

No hay conexión a internet